fbpx
Estres postraumatico

Cómo identificar el estrés postraumático

El estrés, a pesar de ser un malestar que afecta nuestra salud, es parte del día a día. Sentir esa tensión por la entrega de un informe en el trabajo, la universidad o, los preparativos para un evento importante, es muy común.

Un acontecimiento traumático, por el contrario, tiene un impacto mayor en nosotros y llega a ser perjudicial para nuestro bienestar mental y físico.

Mientras que la preocupación por cumplir con una meta o trabajo nos conduce a un estado de estrés común, un trauma conlleva, en algunos casos, la autodestrucción.

Superar un momento traumático es un proceso que dependerá del sujeto que lo haya vivido. En algunos casos la persona puede ser incapaz por sí sola de pasar la página y seguir adelante.

Consecuencias por largo tiempo

La psicóloga clínica Mónica Pieschacón, expone en su libro Trastorno de estrés postraumático: Modelo cognitivo-conductual que cualquier evento traumático puede suceder en menos de un minuto, y  a pesar de ello, dejar consecuencias por años.

Asimismo manifiesta que entre todos los trastornos que producen ansiedad, este es el que más daño provoca a las personas, ya que altera de forma negativa su funcionamiento  en diferentes ámbitos de su vida, perjudicando así su bienestar.

De esta manera tanto la vida social como a nivel laboral puede llegar a convertirse en un completo estado de angustia y una barrera que imposibilita tener una vida plena.

Te ayudamos a vivir una vida plena

Cómo identificar el estrés postraumático

En principio, debemos destacar que todos estamos expuestos a traumas, pero recuperarnos puede llegar a ser complicado, ya que en ocasiones no aceptamos lo que estamos atravesando, o simplemente no sabemos que lo atravesamos.

De acuerdo con nuestra psicóloga Iris González, el trastorno de estrés postraumático considera ciertos criterios que varían de acuerdo a la edad de la persona; sin embargo, a todas las afecta a nivel cognitivo o conductual.

En algunos casos las personas llegan sentir miedo, mientras que otras sienten angustia, y no todos los síntomas se repiten, esto dependerá del individuo.

Síntomas más comunes

Según González, la mayoría de las personas experimenta síntomas de intrusión, esto se refiere a que el individuo no busca tenerlos, estos aparecen de forma espontánea, como por ejemplo, recuerdos involuntarios.

Sin embargo, existen algunos síntomas que son claves para determinar si una persona padece o no de estrés postraumático.

Sueños perturbadores y recuerdos recurrentes sobre el trauma

Estos son conocidos como síntomas intrusivos, ya que son involuntarios y se presentan de manera inesperada, causando alteraciones en el bienestar mental al experimentar ansiedad y angustia.

Alteraciones negativas a nivel de cognición

Hace referencia al pensamiento de la persona y esa incapacidad para recordar información relacionada al evento traumático; no se trata de un daño cerebral, sino de un método para activar el mecanismo de defensa.

Pensamientos negativos sobre sí mismo

Una tendencia a desarrollar creencias negativas exageradas no solo de sí mismo, también de otras personas. Por ejemplo, el sujeto puede pensar que hay algo malo en él y en otros, que el mundo es muy peligroso y que no puede confiar en nadie.

Evitar cualquier cosa relacionada con el evento

La persona hace un esfuerzo irreprimible para evitar no solo los lugares que puedan traer un mínimo recuerdo acerca del suceso, también cualquier estímulo asociado al evento, como olores, personas o sensaciones.

Algunas recomendaciones

Según la psicóloga González, este trastorno afecta, generalmente, el funcionamiento de la persona, ya que produce, además de alteración del sueño, falta de atención y concentración.

Asimismo, destaca que es normal tener síntomas luego de un suceso traumático; sin embargo, y aunque no lo parezca, estos conllevan una conducta autodestructiva, si no se manejan a tiempo y de la forma adecuada.

Por lo cual, en líneas generales, González recomienda a las personas buscar en principio factores protectores que le brinden bienestar, como la compañía de familiares y amigos, distracciones y hablar con alguien de confianza para desahogarse y liberar los miedos y angustia que puedan sentir.

En caso de que estos métodos no causen un efecto positivo y los síntomas se mantengan, es necesario acudir a un psicólogo, quien tratará el caso a través de terapia psicológica.

Si conoces a alguien que esté luchando con este trastorno, no dudes en ofrecer tu apoyo. Si por el contrario, eres tú quien está viviendo esta situación, no esperes para buscar ayuda. Tu bienestar mental es importante.

Imagen por defecto
María Fernanda Mejías
Artículos: 6

Newsletter Updates

Introduce tu dirección de correo electrónico para suscribirte a nuestro boletín

Grupo Abadía

Más de 25 años de experiencia nos han permitido ganarnos la confianza de miles de personas.

Plena Asistencia

Aprenda cómo un Plan de Asistencia funeraria puede ayudarle a mantenerse tranquilo a un costo accesible.

Ver Planes